Lluvias amenazan con seguir creando desastres en pueblos de la sierra ancashina hasta el 17 del corriente.

No hubo inundación, pero sí un huaico que dejó dos pueblos con tránsito vehicular restringido y al distrito de Caraz sin agua potable.

Mandatario acudió a Áncash para evaluar zonas afectadas que ya cobraron vidas.

Este hecho se produjo la tarde de ayer en Pomabamba.

Sidebar 1